¿Cuáles fueron esos sueños que tenías desde niñ@?

¿Cuáles-fueron-esos-sueños-que-tenías-desde-nin@-

Querías ser:
¿Policía? ¿Abogado? ¿Arquitecto? ¿Boxeador? ¿Artista de TV? ¿Un gran escritor? ¿Secretari@? ¿Cantante? ¿Deportista? ¿Piloto? ¿Ingeniero?

¿Qué querías ser?

¿Quizás quisiste viajar alrededor del mundo? ¿Tener una gran casa para toda tu familia? ¿Celebrar la boda más bella que haya existido? ¿Ser madre o padre? ¿Tener negocio propio? ¿Ser una de las personas más adineradas del mundo? ¿Ser Presidente?

》》 Pero… ¿Qué pasó? 《《
¿A quién le permitiste destruir tus sueños? ¿Quién te dijo que no podías? ¡Que eran inalcanzables!

Desde muy niñ@s, los adultos te programan según su modelo de mundo, según sus estilos de vida, según fueron programados ellos también.

A lo mejor te dijeron: “eso es para gente importante”, “tú no puedes”, “tu no sirves”, “tú debes hacer los que tus padres también hacen”, “tienes que cuidar de tus hermanos”, “tienes que ser como padres para ellos”, “el dinero es malo”, “el dinero daña a las personas”, “el poder te vuelve peor persona”; “es mejor ser pobre y bueno, que rico y malo”. O quizás te dijeron: “¡Deja de soñar!”

 

Te tengo noticias:

¡Tú eres todo lo que necesitas y tienes lo que se requiere para alcanzar todos y cada uno de tus sueños!

Es hora de decir: “hasta aquí llegué”, “ya no más”, “voy a ser quien realmente quiero ser”, “voy a ser quien tenga que ser para alcanzar eso que tanto me merezco, y que el universo tiene listo para mí”. Es cierto que quizás te caerás, aprenderás, llorarás, o sólo quizás reirás; pero cada experiencia únicamente pretende decirte: “te estoy preparando, estás cerca, levántate y sal, construye, cree, ama, respeta, sé agradecido, mira con los ojos del alma; sin importar el qué, confía”

Todo depende de un pensamiento…

> ¡El Tuyo! <

Quizás te preguntes: ¿Cómo puedo empezar? ¿Sabré hacerlo? ¡Tengo miedo! ¿Qué irán a decir? ¿Tendré los medios?

¿Cuáles-fueron-esos-suenos-que-tenías-desde-nin@-

¿Qué tan poderoso puede ser este gran sueño para ti?

Detente un momento y pregúntate:

¿Es algo que deseo de todo corazón?

Cuando me imagino realizándolo:

¿Qué siento?

¿Cómo me veo?

¿Qué sentimientos afloran de mí ser?

¿Qué vislumbro diciéndome a mí mism@?

¿Qué escucho de los otros por haberlo logrado?

¿Si pudiese darle un color, cuál sería?

¿Qué sabor tiene?

¿Qué olor respiro?

¿Cómo se manifiesta mi ser?

Y por último, te pregunto:

¿Ya habiendo alcanzado este sueño, cómo te gustaría celebrarlo?

Imagínate que estás allí, frente a tu gran sueño; ese sueño, que desde muy niñ@ añorabas alcanzar… Ahora, mira hacia atrás por un momento; quiero que observes todos esos obstáculos que superaste, a todas esas personas que te dieron la mano, quienes creyeron en ti, a quienes le mostraste que todo es posible, a quienes dejaste una huella de esperanza, mira a esas personas para quienes te has convertido en un héroe o heroína.

¡Sí! ¡Así es! Sólo está en tus manos y en un cambio de pensamiento, el poder alcanzar tus sueños. Recuerda: ¡Si fue posible para alguien, también es posible para ti!

Carlos-Andrade-Registrate

Comparte con tus amigos

Comparte
Carlos Andrade Coach
Carlos Andrade Coach
NeuroCoach certificado, comunicador de motivación y empoderamiento transformacional. Coaching Online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.