En busca del éxito: Descubre las claves para aplicar la Programación Neurolingüística en la vida diaria

En busca del éxito: Descubre las claves para aplicar la Programación Neurolingüística en la vida diaria

Cuando Jhon Grinder y Richard Blander comenzaron a estudiar al psicoterapeuta Fritz Perls, la psiquiatra familiar Virginia Satir y al hipnoterapeuta Milton Erickson, no imaginaban que sin querer –queriendo- descubrirían las claves para lograr una comunicación mucho más efectiva, la transformación personal, el aprendizaje con mayor rapidez y lo que finalmente cualquier ser humano desea: mejor calidad para la vida misma; o lo que es igual, la Programación Neurolingüística (PNL).

 

En principio, la PNL se decantaba en dos aguas; la primera, era una forma para hallar patrones que guiaran los pasos de todo aquel que desea sobresalir en cualquier espacio. El segundo objetivo, se centraba en formas efectivas de pensar y comunicarse; a partir del estudio y la forma de comunicarse de personalidades con éxito comprobado.

 

Ahora bien, para entender un poco más la PNL, hay que desglosar su nombre en sí. El prefijo “Neuro”, se refiere al proceso neurológico por el cual percibimos nuestro entorno: olfato, gusto, tacto, visión, audición, e incluye además, los sentimientos. La “Lingüística”, hace referencia a esa conjunción entre nuestras acciones y nuestros pensamientos. Finalmente la “Programación”, ¿por qué de último? Porque básicamente es lo más importante, es la palabra que ayuda a entender que la PNL funciona como un sistema de ordenamiento, de organización, que por demás, debe ser canalizado.

 

Hacer mapas, es una forma en la que canalizamos nuestro exterior, con nuestro interior. Hacer mapas nos traza un camino a seguir, y además, a donde llegar. No se trata de dibujar un croquis o mapas mundi, esto se trata más bien de poner las cartas sobre la mesa, observar nuestras potencialidades, e incluso nuestras dificultades, adversidades y desventajas, que no necesariamente deben convertirse en piedras de tranca; todo lo contrario, pueden y deben ser más que oportunidades. Una buena forma de canalizar nuestras acciones camino hacia el éxito, sin duda, es la realización de mapas mentales.

 

Es reconfortante pensar que quienes van por el camino en búsqueda del éxito, lo encuentran; quienes van en búsqueda del fracaso, también lo consiguen. Sólo se trata de hacer conscientes nuestros pensamientos y actitudes.

 

El mundo puede ser en la mañana aburrido, pero en la tarde, puede ser muy excitante; todo depende de la manera en cómo miremos ese día. Todo depende de qué anteojos decides utilizar para cada situación, para cada momento, para cada adversidad, para cada oportunidad y ¿por qué no?, para cada derrota.

En busca del éxito: Descubre las claves para aplicar la Programación Neurolingüística en la vida diaria

Dentro de la PNL existen los llamados marcos de conducta.

  • En primer lugar, de nada vale la pena preguntarse a sí mismo las razones de cierto problema, si al final, esas razones no ofrecen soluciones; es una forma de pensar, mayoritariamente destinada a encontrar objetivos, más que soluciones en sí mismas.

 

  • En segunda instancia, la PNL hace una exhortación a cuestionarse internamente, pero en relación al cómo, más que hacia el por qué. Las preguntas del por qué, más que ofrecer salidas, ofrecen justificaciones, que en resumidas cuentas, nos mantienen en el mismo lugar.

 

  • En tercer lugar, es la actitud frente al fracaso. El único fracaso existente es no seguir intentándolo. Si lo observamos bien, el fracaso no existe, más bien existen los resultados positivos o negativos; siempre habrá otro momento para volverlo a intentar. Seguramente en esa segunda oportunidad, habrá experiencia necesaria con la que no se contaba en la primera oportunidad, y es ahí, donde se verá la verdadera importancia de seudo-fracaso.

 

  • La PNL añade un cuarto marco de conducta, que consiste en valorar las posibilidades sobre las necesidades. Se trata de lo que se puede lograr, en opciones posibles, más que en las limitantes. Es como el caballo atado a una silla, él simplemente piensa que está atado; más no advierte que la silla está despegada del suelo.

 

  • Por último, un quinto marco de conducta, es la actitud de curiosidad y fascinación, por la de suposición. Si todo está por sentado, qué sentido tiene el seguir aprendiendo, creando o descubriendo. Sin embargo, hay quienes se mantienen descubriendo, creando y aprendiendo; no dudes nunca de que realmente ellos están en el camino del éxito anhelado, de su éxito.
En busca del éxito: Descubre las claves para aplicar la Programación Neurolingüística en la vida diaria

Finalmente, un ejercicio que siempre resultará divertido hacer. En un lugar cualquiera, ponte de pie y da un paso, luego, piensa en el medio que te rodea. Seguidamente, da otro paso; ahora, revisa las características de tu conducta. En un siguiente paso, reflexiona sobre tus capacidades y habilidades. En un cuarto paso, piensa sobre tus creencias y valores.

 

En un paso más (quinto), aprovecha el momento y estudia tu identidad, ¿qué te hace especial? Sigue adelante y da el sexto paso, piensa en tus conexiones con otros seres vivos, con grupos, creencias, conocimientos. Ahora, mantén tus pensamientos sobre cada paso en mente; da media vuelta y regresa al punto de partida, deteniéndote unos segundos en cada punto y reorganiza la conexión con cada uno de los pensamientos. Es recomendable tal vez hacerlo en voz alta y con un grabador o una cámara.

Carlos-Andrade-Registrate

Comparte con tus amigos

Comparte
Carlos Andrade Coach
Carlos Andrade Coach
NeuroCoach certificado, comunicador de motivación y empoderamiento transformacional. Coaching Online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.